Cruz Roja Española - Hospital de Córdoba 957 42 06 66

atencionusuario@hcrc.es

Consejos para sobrellevar el calor si estás embarazada

Equipo de matronas – Hospital Cruz Roja de Córdoba

Con el aumento de las temperaturas, el embarazo puede resultarnos especialmente agotador durante los meses de verano. El calor extremo suele provocar cansancio y desgana, especialmente en el último trimestre de gestación, cuando el peso de la barriga se acentúa. Para evitar que esto suceda y afrontar la época estival con energía y vitalidad, os ofrecemos una serie de consejos:

 

     1.   Hidratación

Beber es fundamental para hidratar el cuerpo y evitar la retención de líquidos en el organismo,  así como para evitar la aparición de contracciones, cuando todavía es pronto para el parto. Se recomienda consumir entre 3 y 4 litros de agua diarios. Las bebidas alcohólicas hay que evitarlas durante todo el embarazo y no se recomienda el consumo de bebidas excesivamente azucaradas, ni de bebidas con gas.

 

     2.   Ejercicio

Equipo de matronas – Hospital Cruz Roja de Córdoba

A pesar del calor, el ejercicio es fundamental para mantenerse en forma y mantener a raya esos kilitos de más que puedan cogerse en estos meses de verano y vacaciones. Yoga, pilates y natación son alternativas ideales para esta época del año. La piscina, además, te ayudará a mejorar la hinchazón producida por el embarazo, la retención de líquidos y el calor.

 

     3.   Alimentación

Durante el embarazo, los cambios en la disposición de muchos de tus órganos unidos a los cambios hormonales, harán que tengas digestiones más lentas y pesadas. Por ello, debes aprovechar el varano para hacer comidas ligeras y frescas que te permitan una fácil digestión. La dieta mediterránea ofrece un sinfín de posibilidades para esta época.

 

     4.   Cuidado de la piel

Durante el embarazo, hay un aumento de la pigmentación de la piel debido a factores hormonales, lo que causa la aparición de manchas sobre todo en la cara y el cuello.

Ya que la exposición al sol es necesaria para sintetizar vitamina D y no puedes obviarla,  debes tener en cuenta una serie de recomendaciones, tanto para el día a día, como si quieres broncearte:

– Evita la exposición directa al sol en horas centrales del día.

– Lleva gorra, sombrero o cualquier cosa que te proteja la cara.

– Ponte crema de protección solar (pantalla total).
Independientemente del sol que tomes, es necesario una buena hidratación de tu piel para intentar evitar la aparición de estrías. Hazlo a diario con crema hidratante o aceite, sobre todo en las zonas más propensas (pecho, muslos y abdomen).

Durante todo el embarazo hay que llevar ropa cómoda y calzado adecuado, pero en verano hay que extremar las precauciones. Usa ropa fresca y ligera de tejidos naturales y ropa interior de algodón. Los zapatos no deben ser ni demasiado altos ni demasiado bajos, para evitar los dolores de espalda.

 

     5.   Baños en piscinas y playas

Muchas embarazadas creen que bañarse en el mar o en una piscina en las últimas semanas del embarazo conlleva el riesgo de contraer algún tipo de infección vaginal que afecte a la gestación. Sin embargo, los especialistas consideran que los baños, ya sean en la playa o en la piscina, solo son peligrosos en el caso de que la mujer rompa aguas, en cuyo caso debería dirigirse al centro  sanitario que le corresponda.

¡Eso sí!… No te olvides de que bucear no está aconsejado en esta etapa de tu vida, ya que las inmersiones profundas pueden afectar al bebe.

Tras el baño, es fundamental desechar el bañador húmedo por otro seco, ya que la humedad favorece las infecciones vaginales.

 

     6.   Sueño

El embarazo es una época en la que muchas mujeres se quejan de lo mal que duermen y si a esto le sumamos las altas temperaturas, la cosa empeora.

Puedes seguir estas recomendaciones para intentar mejorar tu sueño:

– Ventila bien la habitación y abre varias ventanas de tu casa para que haya algo de corriente.

-Haz ejercicio durante el día. Además de liberar endorfinas, llegarás cansada a la cama y conciliarás mejor el sueño.

– Evita cenas copiosas y grasientas.

 

Como verás hay mil y una maneras de disfrutar también de esta época del año, así que ¡ponte en marcha y no dejes que el calor te impida disfrutar de tu embarazo!, y por supuesto, para cualquier duda o consulta no dudes en llamar a tu matrona.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *