Cruz Roja Española - Hospital de Córdoba 957 42 06 66

atencionusuario@hcrc.es

La Hiperhidrosis o sudoración excesiva tiene solución

Antonio Álvarez Kindelán

Especialista en cirugía torácica del Hospital Cruz Roja de Córdoba

La sudoración excesiva, cuyo término médico es Hiperhidrosis, es un problema relativamente frecuente en la población y al que con frecuencia no se le presta la debida atención. Sin embargo, la sudoración excesiva tiene consecuencias importantes desde el punto de vista psicológico, social y laboral de los pacientes que la padecen.

La hiperhidrosis no es un problema psicológico ni psiquiátrico, por lo tanto los tratamientos con drogas para disminuir la ansiedad no tienen lugar en el tratamiento de este problema.

El Dr. Antonio Álvarez Kindelán es cirujano torácico con amplia experiencia en cirugía torácica mínimamente invasiva y más de 300 pacientes operados de hiperhidrosis con excelentes resultados.

Ver vídeo cirugía: https://youtu.be/6lW1JC-Wdys

¿En qué consiste el problema?

Este problema, caracterizado por sudoración excesiva en las palmas de las manos, las axilas, la cara y los pies, típicamente aparece durante la infancia o la adolescencia. Los adultos que la presentan con frecuencia se sienten con dificultad para relacionarse socialmente con los demás. El paciente siente incomodidad al saludar con la mano, manipular documentos de papel y realizar actividades de su vida cotidiana como trabajar con ordenadores, coger el teléfono, hacer trabajos manuales, etc., debido a que sus manos se mantienen siempre húmedas.

Con frecuencia, la hiperhidrosis palmar se asocia a hiperhidrosis axilar o facial. De la misma manera, algunos pacientes tienen sudoración facial excesiva en situaciones de ligero estrés que les impide desenvolverse con seguridad en su vida diaria y en su trabajo. En ocasiones, esta sudoración se asocia a enrojecimiento facial muy notorio, también llamado flushing facial o rubor facial.

El hecho de que la hiperhidrosis sea más un problema molesto que grave, ha determinado que no se le haya prestado mayor atención desde el punto de vista clínico. Sin embargo, con frecuencia la hiperhidrosis produce alteraciones importantes en la calidad de vida de quienes la padecen.

¿Cuál es la causa de la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis esencial o primaria se debe a una actividad excesiva de parte del sistema nervioso autónomo denominado sistema nervioso simpático, el cual regula algunas funciones automáticas entre las que se encuentra la sudoración. La función del sudor es contribuir a regular la temperatura corporal dentro de los límites considerados normales. Sin embargo en los pacientes con hiperhidrosis, esta respuesta es exagerada. La hiperhidrosis esencial no está asociada a otras enfermedades ni es respuesta a la presencia de enfermedades ocultas.

Opciones de tratamiento

Se han utilizado múltiples tratamientos no quirúrgicos, incluyendo el uso de drogas llamadas “anticolinérgicas”, medicamentos astringentes aplicados localmente, talcos absorbentes, iontoforesis y más recientemente, la toxina botulínica -Botox-. Los resultados han sido generalmente poco satisfactorios y la mejoría en los síntomas, cuando ocurre, es transitoria, lo que produce generalmente abandono del tratamiento. La inyección local de Botox ha representado un adelanto en el manejo de este problema, sin embargo tiene algunos inconvenientes: es costosa, su aplicación debe ser por medio de inyección en el sitio afectado, lo cual es molesto y doloroso, particularmente en las palmas de las manos y, además, su efecto no es permanente, lo que implica reaparición de la sudoración meses después de su aplicación.

La hiperhidrosis no es un problema psicológico ni psiquiátrico, por lo tanto los tratamientos con drogas para disminuir la ansiedad no tienen lugar en el tratamiento de este problema.

manoSimpatectomía toracoscópica: Una cirugía para la sudoración excesiva

La hiperhidrosis palmar y axilar pueden ser tratadas por medio de un procedimiento quirúrgico denominado SIMPATECTOMIA TORACOSCOPICA, en la que se interrumpe la transmisión de impulsos nerviosos de la cadena simpática a las manos, produciendo una disminución de la sudoración en más del 95% de los pacientes operados, con un efecto que es permanente.

La SIMPATECTOMIA TORACOSCOPICA es una operación que se realiza utilizando modernas técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, realizando una o dos pequeñas incisiones poco visibles en la región de la axila (de 5 mm. cada una), a través de las cuales se introduce una pequeña lente conectada a una cámara de video, y unos instrumentos delgados especialmente diseñados para este tipo de procedimiento, con los cuales se realiza la operación. Durante el procedimiento se localiza la cadena simpática en la parte posterior del tórax y se secciona, lo cual tiene un efecto que generalmente es inmediato. Para esta cirugía es necesario el uso de anestesia general, no se dejan drenajes ni sondas y la hospitalización es usualmente inferior a 24 horas. El paciente puede volver a sus actividades normales una semana después de la cirugía.

¿Cuáles son los efectos obtenidos con esta cirugía?

La simpatectomía toracoscópica produce una desaparición permanente de la sudoración de las manos en más del 95% de los pacientes. El efecto generalmente es inmediato, sin embargo en algunos pacientes puede presentarse un aumento de la sudoración durante unos pocos días para posteriormente presentarse el efecto deseado, el cual generalmente es permanente.

El efecto beneficioso de la cirugía es más marcado en pacientes con predominio de la sudoración en las palmas de las manos y en las axilas. También se observa una buena respuesta en los pacientes que sufren de sudoración facial excesiva y enrojecimiento facial (rubor facial).

El efecto sobre la sudoración excesiva en los pies es limitado y sólo un 20% de los pacientes refieren mejoría de estos síntomas.

¿Cuáles con los efectos adversos y los riesgos de esta cirugía?

La simpatectomía toracoscópica se considera un procedimiento quirúrgico de bajo riesgo. Es una cirugía que se realiza bajo anestesia general y con una hospitalización corta. El efecto adverso más frecuentemente encontrado es la denominada sudoración compensadora, la cual consiste en un ligero aumento de la sudoración en el tórax, abdomen y muslos como mecanismo de compensación por la disminución de la sudoración en manos y axilas. Este efecto aparece en la mayoría de los pacientes, sin embargo, generalmente es leve y menos molesto que los síntomas iniciales de sudoración en manos y axilas.

¿Qué pacientes con hiperhidrosis son candidatos a simpatectomía toracoscópica?

Son candidatos a este tipo de cirugía todos los pacientes que hayan presentado estos síntomas por largo tiempo y en quienes hayan fallado las medidas no quirúrgicas como medicamentos tópicos y otros. El grado de severidad de la hiperhidrosis es determinado por la alteración de la calidad de vida que esta produce cada paciente. Esto es altamente variable y debe ser analizado de manera individual entre el médico y el paciente.

Preparación para la cirugía

Antes de programar la intervención quirúrgica es necesario solicitar cita con el Dr. Álvarez Kindelán, que analizará cada caso individualmente y ordenará los exámenes de laboratorio necesarios para poder llevar a cabo la cirugía sin riesgos.

Una vez analizado cada caso en particular y ordenados los exámenes de laboratorio necesarios de acuerdo a la situación de cada paciente, se completará el estudio preanestésico y se programará la cirugía en la fecha más conveniente para el paciente.

El paciente permanece durante una noche en la clínica para ser dado de alta al día siguiente, con un tratamiento de analgésicos para el control de los síntomas molestos.

La simpatectomía toracoscópica representa una importante opción de tratamiento para los pacientes que sufren de sudoración excesiva (hiperhidrosis). Se trata de un procedimiento realizado utilizando técnicas mínimamente invasivas, lo que reduce las molestias para el paciente y permite una rápida recuperación. Esta operación, con frecuencia poco conocida por quienes sufren de hiperhidrosis y por el público en general, representa una oportunidad importante para controlar de manera efectiva y segura este molesto problema, que disminuye la calidad de vida de quien lo sufre.

Cambios en la calidad de vida después de la cirugía.

Se han realizado estudios analizando los cambios en la calidad de vida de los pacientes que han sido sometidos a este tipo de cirugía, encontrando que la gran mayoría de estos refieren una mejoría notoria de las molestias previas. Esto se ve representado en una mayor confianza en sus relaciones interpersonales y laborales. La evaluación de resultados postoperatorios ha mostrado un alto porcentaje de satisfacción en la gran mayoría de pacientes sometidos a esta cirugía.

 

Ver más en www. torax.org

2 Responses to La Hiperhidrosis o sudoración excesiva tiene solución

  1. pedro dice:

    Porfavor necesito ayuda padezco hiperhidrosis craneofacial he perdido trabajos por este problema porque es un verdadero problema al mínimo síntoma de calor empiezo a chorrear como una ducha porfavor si alguien me puede ayudar le agradecería vivo en madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *