Cruz Roja Española - Hospital de Córdoba 957 42 06 66

atencionusuario@hcrc.es

Las varices, una patología que se agrava en verano

Sin embargo, hay pautas que podemos seguir para disminuir la sintomatología

Evitar estar de pie quieto mucho tiempo, así como reducir la exposición prolongada al sol, son algunas de estas medidas.

En esta época estival y más con las altas temperaturas que estamos soportando estos días, hay que tener especial cuidado con las varices, una patología que se agrava en verano puesto que, como comenta el Dr. Javier Moya, cirujano cardiovascular del Hospital Cruz Roja de Córdoba, el calor y el sol producen una vasodilatación periférica que favorecen los síntomas de esta enfermedad.

Las varices o venas varicosas son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre que se produce por una debilidad en las paredes de las venas superficiales.

Los síntomas que vamos a notar especialmente, como nos indica el Dr. Moya, son: una sensación permanente de pesadez y molestia en las piernas y aparición de edema maleolar, es decir, acúmulo de líquido y por tanto, hinchazón en los tobillos, sobre todo si estamos mucho tiempo quietos de pie.

Para evitar o reducir estos síntomas, el Dr. Moya nos sugiere algunas medidas muy efectivas:

Dr. Javier Moya – Cirujano cardiovascular del Hospital Cruz Roja de Córdoba

  1. Evitar estar de pie quietos durante mucho tiempo.
  2. Tumbarse y elevar las piernas por encima de la altura del corazón, para facilitar el drenaje de líquido.
  3. Evitar la exposición al sol durante largas horas, tumbados y sin moverse, y sobre todo durante las horas de máximo calor, lo que conduciría a un efecto vasodilatador intenso y prolongado.
  4. Aplicar duchas de agua fría en las piernas, que favorecen la vasoconstricción periférica y reduce la sintomatología.
  5. Los edemas en los miembros inferiores reclaman el uso de medias elásticas de comprensión media aunque en esta época del año, el calor y la presión que ejercen sobre las piernas llevan a muchos pacientes a prescindir de esta prenda por resultar incómoda. Por tanto, es conveniente usar aquellas de compresión media que sean menos molestas y de tejido ligero.
  6. Hacer ejercicio es primordial: caminar, subir y bajar escaleras, bicicleta y natación.

En cuanto a la medicación, el Dr. Moya advierte que no es una panacea en estos procesos. “Hay un arsenal de medicamentos de tipo flebotónicos, que reducen la inflamación y facilitan el vaciamiento de la vena. Hay muchos estudios que no son del todo concluyentes pero la mayoría de los especialistas, entre los que me incluyo, creemos que pueden ser una herramienta de gran ayuda, especialmente en verano”- nos comenta.

Para tranquilidad de muchos, el Dr. Moya asevera que el sol per se no es malo y por tanto, no hay que obsesionarse con no exponernos a éste pero sí advierte que es perjudicial cuando el paciente se ha sometido recientemente a un tratamiento agresivo o alguna intervención.

One Response to Las varices, una patología que se agrava en verano

  1. […] cuando están obstruidas y de las venas… dentro de la patología venosa, la más habitual son las varices. La mitad de la población mundial la padece y por tanto, es una patología muy […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *