Cristina Rojas

Médica Estética

Trayectoria Profesional

La Dra. Cristina Rojas Prats posee el Grado en Medicina por la Universidad de Sevilla (2018).

Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria por el Servicio Andaluz de Salud de Córdoba (2019-2023 MIR).

Máster en Medicina Estética de Córdoba, por la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA (2023).

Máster en Medicina de Urgencias y Emergencias, Universidad Francisco de Vitoria (UFV), Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (2022).

Máster en Clínica y Profesionalismo Médico, Universidad de Alcalá, Facultad de Medicina (Madrid) (2019).

Facultativo especialista de área (FEA) de Urgencias, Hospital Universitario Reina Sofía, Córdoba (2023).

Médico residente de Medicina Familiar y Comunitaria, Servicio Andaluz de Salud, Consejería de Salud de Córdoba (2019-actualidad).

Facultativo especialista de Urgencias, Hospital Cruz Roja de Córdoba (2023-actualidad).

ACTIVIDAD CIENTIFICA Y FORMATIVA 

  • Participación en Proyectos de Innovación sanitaria.
  • Contribución en diversas publicaciones, documentos científicos y técnicos, así como con Trabajos presentados en congresos nacionales o internacionales.

Servicios

  • Consulta de Medicina Estética en consultas externas

En esta primera consulta abordaremos las preocupaciones estéticas del paciente, identificaremos las necesidades que presenta y diseñaremos un plan de tratamiento personalizado. Un buen diagnóstico en Medicina Estética es crucial para garantizar resultados efectivos y seguros.

En esta consulta también podemos repasar la rutina facial diaria y ofrecer recomendaciones de dermocosmética.

Es un procedimiento médico donde se aplican sustancias químicas sobre la piel con un pincel, para exfoliar y renovar la piel. El proceso estimula la regeneración celular, mejorando la textura, tono y apariencia de la piel.

Indicación:  tratamiento de arrugas finas, manchas, acné y cicatrices.

Consiste en la aplicación de sustancias nutritivas, antioxidantes, vitaminas y minerales mediante microinyecciones superficiales en la dermis, aportando luminosidad, reduciendo hiperpigmentaciones o manchas de la piel y mejorando la elasticidad, las líneas de expresión y flacidez.

Indicación:  deshidratación, arrugas superficiales, fotoenvejecimiento, manchas, cicatrices, flacidez.

Usamos un dispositivo con pequeñas agujas para perforar la capa superficial de la piel y se estimula la producción de colágeno, manteniendo la piel firme, elástica y saludable, mejorando la hidratación, textura y tono.

Indicación:  deshidratación, arrugas superficiales, manchas, cicatrices de acné.

Es un relleno dérmico que actúa estimulando la producción de colágeno, restaura volúmenes perdidos, suaviza las líneas finas y arrugas y mejora la elasticidad y apariencia de la piel, provocando un efecto tensado.  Los resultados pueden durar hasta 12-18 meses, aunque la duración puede variar según factores individuales.

Indicación: flacidez, arrugas y pliegues faciales.

Consiste en la aplicación de ácido hialurónico en la piel para mejorar su hidratación, elasticidad y apariencia general, además de estimular la síntesis de colágeno. A diferencia de otros tratamientos con ácido hialurónico, no aporta volumen.

Indicación: mejorar la elasticidad, luminosidad y brillo natural facial.

La toxina botulínica o botox es un neuromodulador que actúa bloqueando la comunicación entre el nervio y el músculo.

El objetivo del botox es relajar los músculos de manera temporal para suavizar las líneas de expresión y arrugas faciales, especialmente frente, entrecejo, y alrededor de los ojos (patas de gallo). La duración varía según el paciente, la zona tratada y la cantidad de producto, en general, el efecto puede durar entre 4-6 meses. Después de este periodo, los músculos vuelven a su actividad normal.

Se realizan inyecciones muy superficiales con ácido hialurónico justo en la hendidura de la arruga o líneas faciales. El objetivo es suavizar las líneas y restaurar el volumen perdido.

El aumento de labios con ácido hialurónico es un procedimiento estético utilizado para hidratar, dar volumen y mejorar la forma de los labios. La elección del tipo de ácido hialurónico y la dosis es clave para conseguir el resultado deseado. También se pueden corregir irregularidades y asimetrías.

El envejecimiento, exposición al sol y otros factores contribuyen a la formación de líneas verticales o arrugas alrededor de la boca, especialmente en la zona del labio superior. Para suavizar la arruga, podemos usar inyecciones de ácido hialurónico. Antes de realizar este procedimiento se valorará la técnica más adecuada y la necesidad de tratar previamente otras zonas, como el labio.

Las ojeras pueden deberse a diversas causas, un diagnóstico adecuado es fundamental para personalizar el tratamiento y conseguir los resultados deseados.

Peeling periocular

Indicado para atenuar arrugas y líneas de expresión y mejorar el aspecto de las ojeras.

El procedimiento consiste en aplicar una solución química en la zona periocular. Se recomiendan varias sesiones iniciales y una de mantenimiento cada 6 meses.

Relleno de ojera con ácido hialurónico

Implica la inyección de ácido hialurónico debajo de los ojos para corregir la pérdida de volumen y reducir la apariencia de ojera hundida, además de mejorar la textura de la piel en la zona.  Es importante valorar también el tercio medio (zona de pómulos) antes de realizar este procedimiento, ya que puede relacionarse con la falta de volumen en esta zona.

Durante el envejecimiento se produce pérdida ósea, de volumen (compartimentos grasos) y desplazamiento de tejidos. Con el ácido hialurónico podemos elevar el pómulo provocando un “efecto lifting”, afinar el rostro o reponer volúmenes que se han perdido.

La valoración del surco nasogeniano se realizará conjuntamente, para valorar la necesidad de tratar la zona directamente con ácido hialurónico o la necesidad de tratar en primer lugar los volúmenes que se han perdido y que han contribuido a la aparición o empeoramiento del surco.

Las líneas de marioneta son las arrugas que se extienden desde las comisuras de la boca hacia abajo a lo largo de la barbilla, y tienden a ser más evidentes con el envejecimiento. Los rellenos con ácido hialurónico en el área alrededor de las comisuras suavizan las arrugas, proporcionando un aspecto más juvenil y voluminoso.

Con el paso de los años, la pérdida de volumen y elasticidad en la zona de la mandíbula puede dar lugar a un aspecto más flácido y menos definido.

Mediante infiltraciones de ácido hialurónico o Radiesse, podemos conseguir remarcar la zona, armonizar el rosto y lograr una apariencia más estructurada y atractiva.

El mentón puede beneficiarse de la aplicación de ácido hialurónico para mejorar su forma y proporcionar un perfil más armonioso. Permite corregir asimetrías, reponer pérdida de volumen, tratar el mentón retraído, suavizar arrugas, mejorar la textura de la piel y mejorar el contorno mandibular, para conseguir una apariencia más atractiva.

Especialista en Medicina Estética

Hospital Cruz Roja de Córdoba