Hospital Cruz Roja de Córdoba

El Hospital Cruz Roja de Córdoba y la Asociación de Síndrome de Down de Córdoba – Down Córdoba – han firmado un acuerdo de colaboración con el que se estrecha más si cabe la relación entre ambas entidades, tanto en el ámbito sanitario como en el social.

En virtud de este acuerdo, el Hospital Cruz Roja de Córdoba se convertirá en el Hospital de referencia para las personas con Síndrome de Down al que podrán acudir siempre que precisen una asistencia sanitaria y especializada en caso de alteración o enfermedad, con especial interés en los controles de salud y exploraciones médicas en edad adulta. Y también para algo muy importante, su formación y la de su familia en cuestiones de salud, para la que está prevista la organización de jornadas y/o cursos formativos relacionados con el cuidado de la salud y la vida saludable, impartidos por el personal sanitario del Hospital, siempre sensible a estos temas.

Colaboración entre Down Córdoba y Hospital Cruz Roja de Córdoba

En palabras de Luis Luengo, director gerente del Hospital Cruz Roja de Córdoba, “este convenio es un pasito más en nuestra intención de acercarnos a las necesidades sanitarias reales de la sociedad. Las personas con Síndrome de Down demandan una asistencia médica especializada que será la que le proporcionaremos desde el hospital, de la mano de nuestro equipo multidisciplinar de profesionales que, además, y lo más importante, tienen esa especial sensibilidad y humanidad que se requiere en todos los casos y especialmente en éste. Estamos muy ilusionados por poder cubrir esta demanda”. 

En palabras de Fabián Cámara, presidente de Down Córdoba, “para nosotros es muy importante tener un servicio médico de calidad que se especialice en las personas con Síndrome de Down, que pueda dar una respuesta rápida, prudente y cauta y que permita derivar a las distintas especialidades. El problema con el que nos encontramos es sobre todo con la persona Síndrome de Down adulta, que queda un poco huérfana en el aspecto médico porque el médico de familia no conoce las características de ellos, ni siquiera en los servicios de urgencias. En niños, el protocolo de niño sano funciona muy bien. Nos hemos encontrado con situaciones donde no ha habido un buen diagnóstico y que ha derivado incluso en el fallecimiento de esa persona. Hay que tener en cuenta también que las personas con Síndrome de Down envejecen antes, aunque no siempre se entiende así y se han dado casos de situaciones muy complicadas. Por tanto, este servicio especializado dirigido por el Dr. Rafael Machín, es para nosotros una garantía de un servicio donde se va a ver a la persona de otra manera, y se le va a escuchar. Estamos en definitiva muy ilusionados”.

Nace una persona con Síndrome de Down por cada 1.200 nacidos vivos. En Córdoba puede haber unas 300 personas aproximadamente.

Acuerdo de colaboración entre Asociación Down Córdoba y Hospital Cruz Roja

Atención de personas con Síndrome de Down

Importancia desde el punto de vista médico y sanitario

El Dr. Rafael Machín, jefe de Urgencias del Hospital y especialista de referencia en la atención de personas con Síndrome de Down, incide en que “la aplicación de programas adecuadas de salud, atención temprana y educación, ha mejorado radicalmente las perspectivas de calidad de vida para las personas con Síndrome de Down, que se traducen en:

  • Mayor esperanza de vida y un mejor estado de salud a lo largo de toda la vida, así como un mejor desarrollo intelectual.

  • Mayor destreza y capacidad para realizar un trabajo útil y remunerado.

  • Mayor grado de independencia y autonomía personal para guiar su conducta.

  • Mayor capacidad para vivir una vida plenamente integrada en la comunidad.

Patologías asociadas al Síndrome de Down

Las patologías asociadas al Síndrome de Down son muy variadas:

  • Cardiológico.

  • Neurológico – el 33% de las personas con Síndrome de Down tienen algún tipo de enfermedad mental, principalmente depresión –

  • Endocrino.

  • Digestivo.

  • Oncológico.

  • Respiratorio.

  • Traumatológico.

  • Envejecimiento prematuro.

Las personas con Síndrome de Down envejecen de manera prematura. El proceso se adelanta una media de 20 años con respecto a la población general. Siempre habrá que estar atentos a los grandes síndromes geriátricos en edades precoces: déficits sensoriales (mantener en condiciones óptimas las gafas y audífonos), inestabilidad, hipomovilidad, incontinencia, estreñimiento, deterioro cognitivo prematuro.

Seguimiento desde el Servicio de Medicina de Familia del Hospital Cruz Roja de Córdoba

Desde el servicio de Medicina de familia, se les hará un seguimiento constante y periódico, que conllevará:

  •  Toma de tensión arterial y auscultación cardiopulmonar, con ECG cuando corresponda. La alta incidencia de patología valvular exige la realización de un ecocardiograma cada 10 años, y cada 5 a los mayores de 40 años.

  • Peso, IMC y consejo nutricional. La obesidad no es parte integrante del síndrome de Down. Se combate mediante dieta y ejercicio físico.

  • Analítica general que incluya siempre las hormonas tiroideas.

  • Valoración neurológica cada 5 años y anual a mayores de 40 años.

  • Atención a los órganos de los sentidos.

  • Recordar las vacunaciones.

  • Interesarnos por las revisiones de otros especialistas.

  • Preguntar siempre por la situación social.

  • Recuerdo de hábitos de vida saludables.

  • Control de fármacos, con supresión de los no necesarios.

Seguimiento desde la Unidad dental del Hospital, de QMED

Carmen Marín, directora de la Unidad dental del Hospital, de QMED incide en que “los pacientes con Síndrome de Down suelen presentar alteraciones a nivel craneofacial y en la boca, lo que incrementa su predisposición a padecer problemas en su salud bucodental y bruxismo. La unidad dental de Hospital, de QMED, realizará controles cada 6 meses dando una atención personalizada, para no llegar al deterioro del estado del paciente conllevando a la aparición de caries o enfermedades periodontales entre otras”.

Importancia también desde un punto de vista social

Como apunta Fabián Cámara, tan interesante como el tratamiento del paciente es trabajar con las familias de las personas con Síndrome de Down. “Buscamos esa formación que ayude a la prevención, porque muchas veces no son solo enfermedades físicas sino también mentales. En muchas ocasiones, también es porque las familias no llegan a dimensionar la situación vital que atraviesan sus hijos. De ahí que la formación para éstas sea fundamental”.

Hospital Cruz Roja de Córdoba

CONSULTAS EXTERNAS