Algunas recomendaciones de nuestro especialista para diabéticos

//Algunas recomendaciones de nuestro especialista para diabéticos

Algunas recomendaciones de nuestro especialista para diabéticos

José Mª García Quintana

Especialista en Medicina interna del Hospital Cruz Roja de Córdoba

Según la Organización Mundial de la Salud, se espera que el número aproximado de casos de Diabetes Mellitus (DM) para el año 2030 sea de 366 millones en el mundo, de los que casi 48 millones corresponderán a Europa.

En España, el estudio di@bet.es (publicado en 2012) encontró que el 13,8 % de los mayores de 18 años presenta diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5 millones de personas. De éstas, más del 40% desconocían que presentaban la enfermedad.

Esta tendencia supone un auténtico reto para los sistemas de salud públicos en prácticamente todo el mundo y continuará siéndolo en el futuro, con la obesidad de fondo, como el problema de salud pública más importante del siglo XXI.

¿Qué es la diabetes mellitus y qué la origina?

La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos, cuya característica principal es la presencia de concentraciones elevadas de glucosa en sangre (hiperglucemia) de manera persistente. La glucosa proviene de los alimentos que consumimos, que es metabolizada por la insulina,  una hormona producida en un órgano abdominal, el páncreas, que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía.

También se acompaña de anormalidades en el metabolismo de los lípidos, proteínas, sales minerales y electrolitos.

La hiperglucemia mantenida se produce fundamentalmente por dos mecanismos:

  • Diabetes tipo 1

Cuando existe un defecto en la producción de insulina, hecho que sucede en la diabetes tipo 1 (10% de los casos), por la destrucción autoinmunitaria de las células pancreáticas encargadas de la producción de insulina. Los autoanticuerpos son anticuerpos que atacan por error las células beta del páncreas, destruyendo la producción de insulina.

  • Diabetes tipo 2

Cuando existe una resistencia a su acción para utilizar la glucosa, circunstancia que caracteriza a la diabetes tipo 2 (90% de los casos) y que está directamente relacionada con la obesidad, sobre todo aquella que se acumula en el abdomen, aumentando el perímetro de cintura, lo cual constituye un factor de riesgo cardiovascular tremendamente importante. La DM2 tiene mayor riesgo hereditario que la DM1 y hasta un 85% de los pacientes, padecen obesidad.

Diabetes Doctor José María García Quintana Internista del Hospital
El Dr. García Quintana, especialista en medicina interna del Hospital, atendiendo a un paciente.
  • Diabetes gestacional

Las mujeres embarazadas, también pueden desarrollar diabetes (gestacional).

Si bien la DM1 es  más propia de niños,estamos asistiendo a un dramático incremento del número de nuevos casos de DM2 en edades más jóvenes, circunstancia directamente relacionada con el aumento de la prevalencia de la obesidad infantil.

Síntomas de diabetes en adultos y niños

La hiperglucemia aislada puede cursar de forma asintomática durante las primeras fases de la enfermedad, a veces durante años, de ahí la importancia de realizar una detección precoz mediante la realización de una analítica.

A veces, podemos detectar la hiperglucemia por otra alteración metabólica, por ejemplo, una elevación de los niveles de triglicéridos en sangre o la presencia de glucosa en orina.

En otras ocasiones, aparecen síntomas tales como:

  • Irritabilidad y cambios del estado de ánimo

  • Sensación de malestar en el estómago y vómitos

  • Vista nublada

  • Cortes y rasguños que no se curan o se curan lentamente

  • Picor o entumecimiento en las manos o los pies, recurrentes en la piel, las encías o el tracto urinario

Cuando las reservas de insulina del páncreas se agotan, se instaura una sintomatología característica (insulinopénica) que puede venir determinada por:

  • La presencia de una necesidad imperiosa de beber agua (polidipsia)

  • Necesidad urgente de orinar (poliuria)

  • Necesidad de comer (polifagia)

  • Pérdida de peso inexplicable, a pesar de tener el apetito conservado

Hiperglucemia mantenida

Si estos síntomas se perpetúan en el tiempo, se pueden establecer serias complicaciones derivadas de la hiperglucemia mantenida, y la necesidad del organismo de usar otras fuentes de energía (los cuerpos cetónicos) y producir cuadros como la cetoacidosis diabética, que a veces es la forma de presentación clínica de una DM1, o una descompesación hiperosmolar.

Diagnóstico dm – Hemoglobina glicosilada HbA1c

LA DM puede diagnosticarse a través de:

  • La realización de una analítica, donde puede determinarse la glucemia plasmática en ayunas

  • De forma aleatoria en cualquier momento del día, la hemoglobina glicosilada (HbA1c), un parámetro que indica los niveles promedio de glucosa en la sangre durante los últimos 3 meses (cuanto más alto sea el porcentaje, más alto será el promedio de los niveles de glucosa en la sangre en los últimos tres meses)

  • O mediante  la realización de un prueba de sobrecarga oral de glucosa, en la que se toma una muestra de sangre en ayunas y posteriormente, se ingiere una solución glucosada (usualmente algún jugo) con 75 gramos de glucosa y se aguarda en reposo dos horas, momento en que se realiza una nueva extracción de sangre. En ocasiones, el examen incluye una extracción a la hora o cada media hora.

Interpretación de analíticas diabetes

En la siguiente tabla se recogen las interpretaciones de las mediciones realizadas, de tal modo que puede establecerse el diagnóstico de diabetes (síntomas típicos + una glucemia al azar > 200 mg/dl, glucemia plasmática en ayunas > 126 mg/dl, glucemia > 200 mg/dl a las 2 horas de la realización de un test de sobrecarga oral, o tener una HbA1c > 6.5%).

Asimismo, existen otros estado prediabéticos como son la glucemia basal alterada (glucemia plasmática en ayunas  110-125 mg/dl o una intolerancia a los hidratos de carbono cuando la glucemia a las 2 horas de una test de sobrecarga oral está 140-200 mg/dl.

Para averiguar si la diabetes es de tipo 1, debemos determinar en sangre la presencia de ciertos autoanticuerpos.

Diagnóstico HbA1c (%) Glucosa plasmática en ayunas (GPA) Prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTOG) Prueba de glucosa plasmática aleatoria (GPa)
Normal Por debajo de 5.7 Por debajo de 99 Por debajo de 139
Prediabetes 5.7 a 6.4 100 a 125 140 a 199
Diabetes Por encima de 6.5 Por encima de 126 Por encima de 200 Por encima de 200

Prevención DM

A día de hoy no contamos con ningún tratamiento que pueda prevenir la DM1, cuya incidencia no está relacionada con el estilo de vida. Sin embargo, la DM2, guarda relación con el estilo de vida actual, cada vez más sedentario y con una dieta que favorece la ganancia de peso. Por lo tanto, es fundamental para la prevención, la adopción de estilos de vida saludables, evitar el sobrepeso y la inactividad física.

Tratamiento de la diabetes mellitus

El tratamiento de la diabetes mellitus se basa en tres pilares:

  • Dieta

  • Ejercicio físico

  • Medicación

Tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de la normalidad para minimizar el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad.

En muchos pacientes con diabetes tipo 2 no sería necesaria la medicación si se controlase el exceso de peso y se llevase a cabo un programa de ejercicio físico regularmente. Sin embargo, es necesario con frecuencia una terapia sustitutiva con insulina o la toma de fármacos hipoglucemiantes por vía oral.

Medicación diabetes

  • Fármacos hipoglucemiantes orales: 

Se prescriben a personas con diabetes tipo 2 que no consiguen descender la glucemia a través de la dieta y la actividad física, pero no son eficaces en personas con diabetes tipo

  • Tratamiento con insulina:

En pacientes con diabetes tipo 1 es necesario la administración exógena de insulina ya que el páncreas es incapaz de producir esta hormona. También es requerida en diabetes tipo 2 si la dieta, el ejercicio y la medicación oral no consiguen controlar los niveles de glucosa en sangre.

 La insulina se administra a través de inyecciones en la grasa existente debajo de la piel , ya que si se tomase por vía oral sería destruida en aparato digestivo antes de pasar al flujo sanguíneo.

Las necesidades de insulina varían en función de los alimentos que se ingieren y de la actividad física que se realiza. Las personas que siguen una dieta estable y una actividad física regular varían poco sus dosis de insulina. Sin embargo, cualquier cambio en la dieta habitual, la realización de algún tipo de actividad física, el estrés generado por un acontecimiento vital, una enfermedad intercurrente o la necesidad de emplear ciertos tratamientos como los corticoides, exigen modificaciones de las pautas de insulina.

Recomendaciones para prevenir la diabetes

  • Es vital llevar un estilo de vida saludable

  • Evita la exposición crónica al estrés

  • Realiza una dieta mediterránea baja en calorías

  • Practica ejercicio físico aeróbico de bajo impacto de manera habitual, como caminar a un ritmo rápido 45 minutos al día

Es necesario que aprendamos a leer la información nutricional de los productos que compramos en el supermercado, y evitar aquellos que sean muy calóricos, o contengan una alto porcentaje de grasas saturadas, de azúcares o sal.

Si tienes sobrepeso, aumento del perímetro abdominal o antecedentes familiares de diabetes mellitus tipo 2, debes ponerte en contacto con tu médico, ya que podrá darte recomendaciones útiles, enmendar errores en tu alimentación o realizar una analítica.

Nunca se está lo suficientemente ocupado para dejar de cuidarse en estos aspectos tan importantes y nunca es lo suficientemente tarde para modificar estilos de vida. Recuerda que todas estas recomendaciones, en última instancia van encaminadas a evitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, que constituyen la primera causa de muerte en el mundo. ¡Cuídate y quiérete mucho!

MEDICINA INTERNA
CONSULTAS EXTERNAS
2018-05-16T07:42:14+00:00Categories: Consejos de salud|