Dr. Álvarez Kindelán

Cirujano torácico

Hospital Cruz Roja de Córdoba

Dr. Álvarez Kindelán cirujano torácico Hospital Cruz Roja de Córdoba

La sudoración excesiva, cuyo término médico es Hiperhidrosis, es un problema relativamente frecuente en la población y al que con frecuencia no se le presta la debida atención. Sin embargo, la sudoración excesiva tiene consecuencias importantes desde el punto de vista psicológico, social y laboral de los pacientes que la padecen.

La hiperhidrosis no es un problema psicológico ni psiquiátrico, por lo tanto los tratamientos con drogas para disminuir la ansiedad no tienen lugar en el tratamiento de este problema.

El Dr. Antonio Álvarez Kindelán es cirujano torácico con amplia experiencia en cirugía torácica mínimamente invasiva y más de 300 pacientes operados de hiperhidrosis con excelentes resultados.

Ver vídeo cirugía: https://youtu.be/6lW1JC-Wdys

Hiperhidrosis o sudoración excesiva ¿En qué consiste el problema?

Este problema, caracterizado por sudoración excesiva en las palmas de las manos, las axilas, la cara y los pies, típicamente aparece durante la infancia o la adolescencia. Los adultos que la presentan con frecuencia se sienten con dificultad para relacionarse socialmente con los demás. El paciente siente incomodidad al saludar con la mano, manipular documentos de papel y realizar actividades de su vida cotidiana como trabajar con ordenadores, coger el teléfono, hacer trabajos manuales, etc, debido a que sus manos se mantienen siempre húmedas.

Hiperhidrosis axilar, en las manos o facial

Con frecuencia, la hiperhidrosis palmar se asocia a hiperhidrosis axilar o facial. De la misma manera, algunos pacientes tienen sudoración facial excesiva en situaciones de ligero estrés que les impide desenvolverse con seguridad en su vida diaria y en su trabajo. En ocasiones, esta sudoración se asocia a enrojecimiento facial muy notorio, también llamado flushing facial o rubor facial.

El hecho de que la hiperhidrosis sea más un problema molesto que grave, ha determinado que no se le haya prestado mayor atención desde el punto de vista clínico. Sin embargo, con frecuencia la hiperhidrosis produce alteraciones importantes en la calidad de vida de quienes la padecen.

¿Cuál es la causa de la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis esencial o primaria se debe a una actividad excesiva de parte del sistema nervioso autónomo denominado sistema nervioso simpático, el cual regula algunas funciones automáticas entre las que se encuentra la sudoración. La función del sudor es contribuir a regular la temperatura corporal dentro de los límites considerados normales. Sin embargo en los pacientes con hiperhidrosis, esta respuesta es exagerada.

La hiperhidrosis esencial no está asociada a otras enfermedades ni es respuesta a la presencia de enfermedades ocultas.

Tratamiento para la hiperhidrosis

Se han utilizado múltiples tratamientos no quirúrgicos, incluyendo el uso de drogas llamadas “anticolinérgicas”, medicamentos astringentes aplicados localmente, talcos absorbentes, iontoforesis y más recientemente, la toxina botulínica -Botox-. Los resultados han sido generalmente poco satisfactorios y la mejoría en los síntomas, cuando ocurre, es transitoria, lo que produce generalmente abandono del tratamiento.

Inyección local de Botox

La inyección local de Botox ha representado un adelanto en el manejo de este problema, sin embargo tiene algunos inconvenientes: es costosa, su aplicación debe ser por medio de inyección en el sitio afectado, lo cual es molesto y doloroso, particularmente en las palmas de las manos y, además, su efecto no es permanente, lo que implica reaparición de la sudoración meses después de su aplicación.

La hiperhidrosis no es un problema psicológico ni psiquiátrico, por lo tanto los tratamientos con drogas para disminuir la ansiedad no tienen lugar en el tratamiento de este problema.

Simpatectomía toracoscópica: Una cirugía para la sudoración excesiva

mano