Claudia Carmona

Psicóloga y neuropsicóloga Córdoba

Hospital Cruz Roja de Córdoba

Psicóloga Córdoba Claudia Carmona Medialdea Hospital Cruz Roja foto

Comenzamos el colegio un año más pero esta vez, han cambiado las cosas. Nos encontramos con una situación nueva, con mucha incertidumbre con respecto a cómo irán las clases, nuevas normas que cumplir… Demasiada información y opiniones al respecto.

Esta vez, la ilusión se une a la incertidumbre sobre el comienzo del nuevo curso, lo cual puede generar en los niños sentimientos contradictorios, preocupaciones, miedos, etc.

Recomendaciones para la vuelta al cole

Aquí os dejo algunas recomendaciones que podrían hacer de la vuelta al cole algo menos complicado:

  • Infórmate de cuáles son las condiciones del colegio, y explícales la importancia de cumplirlas y obedecer a sus maestros. Confía en el profesorado y transmíteles a tus hijos el respeto y la confianza hacia ellos, ya que van a estar juntos durante muchas horas y es fundamental que se sientan seguros y protegidos.

  • Intenta normalizar lo máximo posible la situación y gestionar tus preocupaciones como padre/madre. Si tú estás tranquilo, le transmitirás esa calma.

  • Los extremos no son buenos. No hagas como si nada pasara ni dramatices. Intenta explicar la situación adaptando siempre tu lenguaje a la capacidad cognitiva de tus hijos; ellos comprenden mucho más de lo que crees. Puedes utilizar también multitud de recursos como pictogramas, cuentos o juegos para los más pequeños.

  • Ten cuidado a la hora de hablar de la situación con otros adultos o poner en la televisión información que tus hijos no sean capaces de gestionar.

  • Habla con tu hijo sobre cómo se siente, que le preocupa y resuelve todas las dudas que tenga. Nunca le restes importancia. A veces lo hacemos con la intención de hacerles sentir mejor, y en realidad, estamos consiguiendo el objetivo contrario. Lo que para ti puede ser una tontería, para ellos puede ser un mundo. Hazle ver que lo entiendes y ayúdale a buscar soluciones para sentirse mejor.

  • No politices la situación con tus hijos, no busques culpables. Eso no va a hacer que cambien las circunstancias que estamos viviendo. Y con ello lo único que conseguirás es mantener esa sensación de desesperanza y frustración que, más allá de aliviarte, te generará malestar. Las quejas no van a solucionar nada. Tenemos que aceptar la nueva realidad y, como padres, es nuestra responsabilidad “normalizar” lo máximo posible la situación para que nuestros hijos lo vivan lo mejor posible. No infravalores la capacidad de adaptación de tus hijos.

  • Modela su comportamiento. Los niños son los mejores imitadores del mundo, por lo que vosotros como padres tenéis una gran baza en vuestra mano. Por lo tanto, todo lo que quieras conseguir de tus hijos, empieza por hacerlo tú mismo. Lávate las manos con frecuencia, usa gel desinfectante, mascarilla, evita el contacto físico y utiliza la creatividad para inventar nuevas formas de saludaros, busca mascarillas de sus personajes favoritos, utiliza canciones a la hora de lavaros las manos. Hazle partícipe del proceso, dale su parte de responsabilidad y refuerza cada pequeño paso que consiga.

Te puede interesar:

¿Qué es la ansiedad y cómo podemos identificarla?
Decálogo COVID-19 de la Junta de Andalucía para una vuelta al cole segura