09 de noviembre de 2023

Dr. Enrique Gómez

Urólogo

Unidad Integral de Salud del hombre

Hospital Cruz Roja de Córdoba

“Existen cada día protocolos más personalizados para vigilar sin tratamiento activo a pacientes con tumores de bajo riesgo, para evitar los efectos secundarios, como la disfunción eréctil”

Sobre el cáncer de próstata hablamos con el Dr. Gómez Gómez, especialista en Urología y miembro de la Unidad de Salud integral del hombre.

Parece ser que el número de casos de cáncer de próstata aumenta cada año. ¿Se sabe la causa de esta alta incidencia?

Realmente la incidencia y aumento de detección del cáncer de próstata ha estado siempre muy ligado a las políticas y protocolos de detección precoz. Si bien es cierto que el envejecimiento de la población y la probable influencia de factores externos como la obesidad y factores hereditarios pueden tener un papel, aunque es difícil de demostrar con certeza.

¿Qué síntomas nos pueden indicar que puede darse el caso de cáncer de próstata?

En este tipo de cáncer suele cursar sin síntomas, pero lo que suele ocurrir es que un paciente con síntomas del tracto urinario inferior y dificultad miccional por patología benigna vaya a su médico y ahí es donde se realiza un diagnóstico oportunista del tumor. Es por eso que es conveniente seguir las recomendaciones del diagnóstico precoz del mismo.

¿Hasta qué punto es importante el diagnóstico precoz? ¿Qué técnicas se emplean y cuándo están indicadas?

El diagnóstico precoz en forma de políticas de cribado ha demostrado en estudios europeos mejorar la supervivencia cáncer específica en personas con esperanza de vida mayor a 15 años. El problema habitual que siempre ha existido para su implantación es el sobrediagnóstico y sobretratamiento de tumores que pueden ser indolentes e inofensivos, creando perjuicios en la calidad de vida de los enfermos sin mejorar realmente su supervivencia.

En ese sentido, en la actualidad contamos con herramientas para mejorar la selección de pacientes en los que se tendría que profundizar en el estudio tras la realización de las primeras aproximaciones como son el análisis sanguíneo con PSA y la exploración. A partir de ahí contamos con herramientas para estimar mejor el riesgo en base a calculadoras de riesgo, diferentes marcadores, y técnicas de imagen como la Resonancia Magnética para seleccionar mejor a los pacientes que precisan de una biopsia de próstata. Además, existen cada día protocolos más personalizados para manejo con vigilancia sin tratamiento activo de pacientes con tumores de bajo riesgo, para evitar los efectos secundarios de los tratamientos activos sin perder la capacidad de tratamiento curativo en caso de que el tumor evolucione.

Así existe un proyecto por parte de la comisión europea con la intención de establecer políticas de cribado establecidas para 2026.

En caso de detección del cáncer de próstata, ¿cuál es el proceso que seguís?

Siguiendo el hilo de la respuesta anterior, una vez el enfermo es considerado de riesgo de tener un cáncer de próstata significativo, y apoyados de forma más relevante en la resonancia magnética, procedemos a la realización de una biopsia prostática. En relación a esto, cada día se observa que la calidad de la biopsia prostática es más relevante. Uno de los problemas más criticados de la prueba siempre ha sido su riesgo de infección, y poca capacidad de detectar tumores en zonas de la próstata más alejadas del recto cuando se utiliza el abordaje transrectal (El utilizado mayoritariamente). La evolución en los últimos años de nuevo al abordaje transperineal trata de solucionar este problema disminuyendo drásticamente la probabilidad de infección y dando la posibilidad de una mejor detección de los tumores en esta localización.

Háblanos de las técnicas y los tratamientos para el cáncer de próstata que empleáis

En el cáncer de próstata existen diferentes posibilidades terapéuticas. Desde el manejo con protocolos y seguimientos de vigilancia activa evitando los efectos secundarios de los tratamientos activos, hasta diferentes opciones de estos últimos.

Los tratamientos más estandarizados tienen como base la radioterapia o la cirugía. Ambos han tratado de evolucionar de forma que mantengan o mejoren la capacidad curativa disminuyendo los efectos secundarios. En concreto, respecto de la cirugía ha evolucionado a técnicas mínimamente invasivas como la laparoscopia, y en caso de disponer asistida con robot.

Esta cirugía de prostatectomía laparoscópica ayuda a reducir la probabilidad de sangrado y conseguir una recuperación más rápida a la actividad.

¿Tienen efectos secundarios los tratamientos del cáncer de próstata?

Los efectos secundarios más conocidos de estas técnicas son la disfunción eréctil y la incontinencia. Estos efectos secundarios son multifactoriales, es decir, su aparición tras la cirugía depende de muchos factores no solo de la vía de abordaje. Cada día se realizan aproximaciones múltiples desde diferentes aspectos técnicos en la cirugía, y en el periodo postoperatorio para disminuir su probabilidad y mejorar la recuperación en caso de aparición.

También se debe decir que a medio plazo las nuevas aproximaciones de terapia focal con diferentes energías, aun sin evidencia sólida a largo plazo, llegarán para tratar activamente el tumor intentando disminuir aún más estos efectos secundarios típicos.

Si quieres recibir noticias y/o artículos como éste, suscríbete a nuestra newsletter y la recibirás en tu correo electrónico:

NEWSLETTER HCRC

Suscripción newsletter HCRC - hospital Cruz Roja de Córdoba

Unidad Integral de Salud del Hombre Córdoba – Hospital Cruz Roja de Córdoba

Especialistas en la Salud del hombre Córdoba

Si lo desea puede solicitar cita médica con uno de nuestros especialistas urológos: